MISIÓN


La iniciativa de la SEMF aparece como una reacción al estado del progreso científico, las divisiones históricas entre disciplinas intelectuales y el triángulo de influencias academia-sociedad-industria característicos del principio del siglo XXI. Particularmente, hay tres cuestiones que merecen nuestra especial atención:

Abunda la informacion, escasea el conocimiento

El proyecto SEMF se concibe en el contexto de la Edad de la Información y en pleno apogeo de la Cuarta Revolución Industrial. Este es un tiempo caracterizado por la abundancia de información y datos pero también por la falta de claves interpretativas claras para gran cantidad de aquellos. Además, la democratización de los medios de comunicación posibilitada por internet ha resultado en un mayor riesgo para la desvirtuación y devaluación del conocimiento.

Hiperespecialización de la investigación

Desde sus orígenes humildes en civilizaciones antiguas hasta la actualidad, el ejercicio intelectual se ha ido refinando y segregando gradualmente en múltiples áreas de estudio y disciplinas. Esta especialización ha sido extremadamente valiosa de cara al avance de la ciencia y la tecnología modernas, no obstante, también comporta el peligro de la sobreespecialización y el riesgo perder la visión de conjunto.

Fronteras de conocimiento interdisciplinar

Tras los grandes éxitos de la ciencia del siglo XX, cuando las contribuciones por parte de unos pocos autores en campos de investigación bien establecidos podían llevar a dramáticos cambios de paradigma, cada vez resulta más probable que los futuros avances significativos sucedan entorno a temas que se encuentran en la intersección de varias disciplinas tradicionales y sean protagonizados por colaboraciones de investigadores numerosas y diversas.